¿QUÉ? EN MIS TIEMPOS NO PASABA.

Por Cristal Valenzuela.

Drayke Hardman, un niño de 12 años que la semana pasada decidió terminar con su vida después de sufrir “bullying” por parte de un compañero en su escuela, en la ciudad de Salt Lake, Utah, Estados Unidos.  Si esto no nos mueve, si no nos incentiva a considerar URGENTE el llamado a generar mecanismos en busca de la prevención del suicidio y también de la erradicación total del bullying ¿entonces qué?

Las opiniones han estado sumamente divididas, hay quienes lamentablemente creen que es culpa del niño, que el debió defenderse, que en sus tiempos eso no pasaba, no podemos comparar el ayer y el ahora menos en situaciones como esta.

Yo siempre he dicho que la psicología y la política van muy de la mano, es necesario que las políticas públicas generadas en favor de la prevención de la depresión, del suicidio y de cualquier trastorno mental sean una realidad.

La semana pasada les hablé en mi columna acerca del suicidio y los respectivos prejuicios que aún tenemos sobre este tema, prejuicios que nos llevan a este tipo de sucesos. Las escuelas deben implementar medidas que generen la confianza de los alumnos para alzar la voz cuando estén pasando por cualquier tipo de abuso y también encontrar el porqué de quien decide actuar así contra algún compañero, para atender el problema es necesario entender ambas partes y ayudar en ambos lados.

Lo digo con respeto y también con mucha tristeza, desafortunadamente Drayke ya no está, pero nos deja una gran tarea a todos como sociedad, nos deja la amplia responsabilidad de no volver a permitir que otra persona decida terminar con su vida porque no soporto lo que en ese momento estaba viviendo.

No me cansare de decirlo y lo diré cuantas veces sea necesario, el suicidio, la depresión y todos los trastornos SI EXISTEN, no hagamos caso omiso, no ignoremos pequeñas señales, brindemos confianza y empatía.

Para ti: Hablar de lo que sientes no te hace un ser débil, al contrario te hace fuerte, te hace valiente pero sobre todo te ayuda a maximizarte como persona ante situaciones que te minimizan internamente.