CUANDO SUBE LA MAREA.

Por Cristal Valenzuela.

Sin previo aviso, sin buscar el momento correcto, simplemente llega, sientes como tu respiración va aumentando, sientes como te agitas, tu corazón se acelera, el cuerpo tiembla, hay miedo, hay una inexplicable sensación de que algo malo esta por pasar, es como estar nadando contra corriente, pero de pronto comienza a bajar y entiendes que solo fue un ataque de ansiedad.

“La ansiedad no puede evitarse, pero sí reducirse. La cuestión en el manejo de la ansiedad consiste en reducirla a niveles normales y en utilizar luego esa ansiedad normal como estímulo para aumentar la propia percepción, la vigilancia y las ganas de vivir.”

¿YA LEÍSTE? | MÁS ALLÁ DEL KPOP.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que alrededor del 25% de la población padece ansiedad, una cifra totalmente alarmante tomando en cuenta los efectos secundarios de esta. México es un país donde las estadísticas sobre enfermedades relacionadas a la salud mental han ido fuertemente en aumento, no quiero encasillar la problemática en rubros, la ansiedad no tiene edad y tampoco género.

Hablar de ansiedad es hablar de algo que sé que la mayoría con lo que se sentirán identificados, es increíble cuantas personas lidian día a día con esto y no lo sabemos, probablemente ellos tampoco lo saben y por desgracia no se tratan profesionalmente o no sus conductas pueden tomarlos por sorpresa.

En la propia importancia de saber lo que sentimos y de conocer todos los trastornos derivados a la salud mental, también es muy necesario que sepamos identificarlos en alguien más, en nuestros familiares, amigos, pareja, para evitar minimizar lo que sientes los demás.

Hablando desde mi perspectiva y mi experiencia, me ha tocado la parte del cuestionamiento, del sobre pensar más allá de lo habitual, ¿Por qué esta tan serio conmigo? ¿Por qué no me saludo? ¿Le hice algo? ¿Seguro ahora le caigo mal? ¿Será que ya no me quiere? ¿Algo malo va a pasar?No, no es desconfianza, son su mente y su ansiedad en alianza

Tengan paciencia, se puede salir de ello, hay que buscar ayuda, sé que es difícil y nadie te puede obligar a buscarla si no te sientes listo, si te cuesta hablar de ellos. Tranquilo, tranquila, respira, estarás bien, solo es un ataque, que pase por tu mente no es sinónimo de que pasara en tu vida.

REDES SOCIALES DE CRISTAL VALENZUELA