INCLUSIÓN DE DIENTES PA FUERA.

Por Silvana Villanueva.

Junio es conocido entre personas de la comunidad y sus aliados como el mes PRIDE o el mes del orgullo LGBTIQ+en conmemoración a ello, por parte de la comunidad se llevan a cabo una serie de eventos como las famosas marchas de la diversidad.

Creo que todos notamos, que tanto empresas grandes y chicas “se unieron” y lo quiero poner entre comillas porque sabemos que es meramente mercadotecnia, estas empresas “aliadas” entre sus redes sociales, aplicaciones, así como sus páginas oficiales modificaron sus logos para hacerlos con los colores de la bandera que representa a la comunidad LGBTIQ+crearon publicidad y campañas inclusivas alusivas al mes pride.

Pero, ¿qué paso el primero de julio?, estas mismas empresas cambiaron su imagen a la imagen que anteriormente venían utilizando, como si esto fuera simplemente una moda, una tendencia o como le quieran llamar.

Aclaro, no quiero decir que todas las empresas o negocios que realizaron esta campaña durante el mes de junio son iguales, si es cierto que existen empresas aliadas que no solamente en el mes de junio realizan campañas inclusivas, que apoyan, visibilizan pero sobre todo hacen saber que son aliadas de la comunidad, y que cuentan con su respaldo y que pueden ver estas empresas como un espacio seguro,  seamos sinceros son pocas pero de igual manera son cada año más las que se unen a apoyar este movimiento que sin duda ha sido y sigue siendo una lucha constante, una lucha emblemática.

Ahora hablemos de lo que nos trajo aquí, la triste realidad en el sentido de que son pocas las empresas que realmente se les reconoce como inclusivas por tener entre su personal laborando a personas de la comunidad sin discriminar su orientación sexual y su identidad de género, es por ello que hago alusión a que muchas de ellas manejan una inclusión de dientes para afuera. La comunidad LGBTIQ+se enfrenta día con día a diferentes retos, sobre todo el ambiente laboral, se presta a que sea vean en situaciones de acoso laboral, discriminación y despidos injustificados, empresas americanas que tienen espacios situados en nuestro país cuentan con prácticas internas inclusivas que si bien es cierto son parte de los protocolos y reglamentos que tienen origen en su país natal, creando programas y acciones que visibilicen y ayuden a reconocer los derechos laborales, si bien es cierto esto ha servido para que otras empresas nacionales lo tomen de ejemplo y adopten estos modelos para poder así cerrar la brecha de desigualdad. 

Si hacemos un ranking de discriminación en el ámbito laboral las personas trans quedarían en primer lugar, las lesbianas o gays en segundo lugar, se dice que siete de cada diez personas de la comunidad han vivido este tipo de discriminación, es por ello que es realmente necesario incluir prácticas y acciones con enfoque de no discriminación y de diversificación, para poder crear una cultura de inclusión laboral ya que es una prioridad comprender la diversidad sexual y la inclusión en todos los ámbitos pero especialmente en la creación de espacios seguros libres de discriminación, inclusión y de apertura a mejores oportunidades laborales para la comunidad LBTIQ+. Human Rights Campaign, menciona que existen tres criterios específicos para determinar si una organización cumple con la inclusión de los grupos sexuales minoritarios, y son:

  • La adopción de políticas de no discriminación
  • La creación de red de colaboradores y aliados LGBTIQ+
  • La participación en actividades públicas para apoyar la inclusión LGBTIQ+

Es realmente necesario que las demás empresas, tomen el ejemplo de otras, y empiecen a crear reglamentos internos más inclusivos, que promuevan la no discriminación, que creen ambientes laborales libres de homofobia, transfobia y lesbofobia, que se capacite al personal en temas de derechos humanos y diversidad sexual, que existan protocolos e incluyan dentro de sus reglamentos y Códigos de Ética sanciones y seguimiento a casos de discriminación, acoso y violencia basada en la orientación sexual.

A fin de promover realmente la inclusión laboral creando espacios laborales seguros y sin ningún tipo discriminación, sin duda la comunidad LGBTIQ+ cada día crece más y más, y a cómo va cambiando la sociedad, las necesidades y los derechos de la comunidad también, no se trata solo de ir incorporando más temas a la agenda legislativa que es claro que aún falta mucho por proponer, para que todo embone también es necesario la creación de espacios inclusivos y seguros, y eso también abarca los espacios laborales.  

Quiero terminar invitando, las empresas de todos los ámbitos a crear y fomentar los espacios seguros, junio ya termino y está lucha no es algo que únicamente se lleva a cabo por un mes, la lucha por la inclusión, la igualdad, por erradicar la discriminación, por crear conciencia y hacer entender que  los derechos humanos no son un lujo, no se ponen a discusión de quien sí y quién no. Invito a todas, todos y todes a no bajar a la guardia, marchen, alcen la voz por ustedes y sean el eco de los que ya no están, cada vez somos más los que nos unimos a esta lucha y sin duda con aliados caminando a nuestro lado, impulsando y promoviendo cada uno desde sus trincheras, seremos cada vez más visibles.