CHINA Y TAIWÁN.

Por Manuel Burgos.

Mucho se ha hablado en todos los medios de comunicación de la tensión que existe entre China y Estados Unidos en estos momentos y es que no es para menos debido al contexto geopolítico que hay detrás de esta “visita” de la presidenta de la cámara de representantes de Estados Unidos a Taiwán.

Bueno, pero antes de comenzar con los detalles primero daré un contexto muy general para comprender lo que está pasando, así como lo “grave” que puede llegar a ser.

¿Cómo comenzó este conflicto?
Nos tenemos que ir hasta 1949 cuando terminó la Guerra Civil China, los Nacionalistas quienes perdieron se fueron a la isla de Taiwán donde fundaron su propia República Popular de China mientras que en territorio más extenso se quedaron los Comunistas y establecieron la China “conocida”.

Sabiendo esto, sabemos que entre ambos territorios hay cierta tensión histórica y la realidad es que ha venido aumentando gracias a que alrededor de 15 gobiernos en el mundo han reconocido actualmente a Taiwán como China.

En Taiwán los ciudadanos a lo largo de todo este tiempo se han administrado como país independiente adoptando identidad y un alto grado de nacionalismo, a pesar de que China los ve como pueblo en rebeldía. Y es que hay que decirlo si no ha habido más confrontación antes es porque el actual presidente de China Xi Jinping ha llegado al gobierno con una bandera de “unificación de una sola China” lo cual también incluye a Taiwán, pero los últimos acontecimientos han hecho cambiar esa postura diplomática del mandatario.

¿YA LEÍSTE? | ¿HAY 9NO MALO? CUMBRE DE LAS AMÉRICAS EN JAQUE

Pero, ¿Qué es lo que está pasando ahora?
Luego de todo el contexto histórico ahora falta saber que tiene que ver Estado Unidos y por qué hay rumores en redes sociales de una posible Guerra Mundial. Bueno del lado de los occidentales también hay contexto, tanto los americanos como sus aliados orientales (Japón, Corea del Sur) y Australia han estado muy cercanos con la isla apoyando con armamento militar y teniendo relaciones directas. Esto sin duda ha creado mucha tensión por si faltara más, entre China y sus vecinos/Estados Unidos.

Lo que intensificó la situación fue el hecho de que Joe Biden declarara que su país defendería a Taiwán de una posible invasión por parte de China, acto que desde Pekín lo tomaron como una provocación.

Con todo esto la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi tiene queriendo visitar Taiwán desde el mes de abril, pero por cuestiones de salud no había podido. Una vez confirmada su gira por Asia y habiendo incluido a Taipéi, Xi Jinping y Joe Biden se comunicaron donde el líder asiático advirtió a Biden “no jugar con fuego” debido a que China estaría dispuesta a actuar militarmente si Pelosi entraba a espacio aéreo de Taiwán.

En otras palabras, como lo leíamos en diarios internacionales lo que dijo China fue, si Nancy Pelosi viene vamos a derrumbar su avión, declaraciones que no tardaron en viralizarse alrededor del mundo lo que provocó muchos cuestionamientos, incertidumbre y análisis de los posibles escenarios de que pasara un atentado de este calibre.

La última actualización del conflicto es que el martes 02 de agosto Nancy Pelosi aterrizó en el aeropuerto de Taipéi luego de que tanto se hablara de la decisión. Esta situación ha provocado un comunicado por parte de China en donde ‘Condenan’ que haya entrado a “su territorio” y que desplegarán acciones militares para contrarrestar la visita de la congresista estadounidense.

Ahora habrá que ver que tan ciertas son estas amenazas de China debido a que una agresión del tamaño que las ha declarado provocaría un conflicto mundial que terminaría por ser la cereza del pastel para esta situación histórica en el mundo, principalmente derivada de la guerra de Rusia y Ucrania.

Los efectos políticos, económicos y sociales que ha generado el conflicto en el este de Europa se combinaría con una probable disputa en el pacífico, es donde entonces podríamos hablar de catástrofe global.

REDES SOCIALES DE MANUEL BURGOS