UN PEQUEÑO OSO NEGRO FUE TORTURADO EN COAHUILA.

Coahuila.- Un hecho lamentable fue captado en Coahuila: a través de un video fue grabado el momento en que un grupo de personas torturaban hasta la muerte a un pequeño cachorro de Oso negro (Urus americanus).

El osezno fue amarrado con sogas de sus patas y cuello, mismas que fueron jaladas por hombres hasta provocarle asfixia.

Vía twitter se dio a conocer que, presuntamente, se trataría de pobladores de la comunidad de Castaños, Coahuila, los que habrían matado al pequeño de aproximadamente 4 meses.

De acuerdo con la denuncia del periodista Ernesto Méndez, el cachorro de oso bajó a la localidad a buscar agua y comida cuando los pobladores lo increparon para luego proceder a torturarlo.

En tanto, también fue denunciado que los hechos ocurrieron en presencia de policías municipales. Y es que en el video captado, se puede ver a uniformados presenciando el acto mientras ríen, junto con un grupo de civiles.

Tras la gravedad de los hechos, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), dio a conocer que respecto a los hechos reportados, se formulará una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de quien o quiénes resulten responsables por los hechos que representaría un delito contra la biodiversidad.

Los responsables podrán ser acreedores a una pena en prisión y una multa económica”, expresó.

En tanto, la institución aseguró que “el bienestar y la preservación de la vida silvestre son prioridad” son prioridad de la dependencia federal, por lo que agotará todos los medios posibles para garantizar el trato “digno y respetuoso” a todos los ejemplares de vida silvestre.

Cabe señalar que el oso negro americano es una especie que se encuentra en peligro de extinción en México. Este animal es el carnívoro más grande de México y es la única especie del género Urus presente en el territorio, ya que el oso gris, que también se podía encontrar en el país, ya fue declarado extinto.

De acuerdo con la Revista de Divulgación Científica y Tecnológica de la Universidad Autónoma de Nuevo León, la distribución del oso negro es muy amplia: se encuentra en Alaska, Canadá, Estados Unidos y México.

Anteriormente, en el territorio mexicano, los osos se distribuían en los estados de Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, Sinaloa, Durango, Nayarit, San Luis Potosí y Aguascalientes; sin embargo, a partir de 1986 la distribución de la especie se redujo en un 80%, principalmente por la modificación de su hábitat y por la cacería ilegal.

El maltrato animal en México, signo de degradación social

En el Código Penal Federal (CPF) se describen las conductas y actividades que se consideran delitos, así como las sanciones aplicables. Entre los delitos tipificados se encuentran aquellos contra la biodiversidad.

Y es que de acuerdo con la fracción III del Artículo 420 del CPF, esta prohibido cazar, capturar, pescar a cualquier especie de fauna silvestre y poner en riesgo la viabilidad biológica de una población o especie silvestre. La sanción por este delito implica una pena de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa.

En tanto, de acuerdo con la Gaceta LXIV/3SPO-102/115730 del Senado de la República, el maltrato animal es definido como un comportamiento irracional de una persona hacia un animal con el objetivo de causarle sufrimiento, estrés o, incluso, puede llevarlo a la muerte.

Además, en el ambito de delito de maltrato animal, el artículo 293 Bis 1 del Código Penal del estado de Coahuila, habla sobre los delitos en contra de la vida, integridad y dignidad de los animales y en caso de violar este reglamento “se sancionará con una pena de seis a cuatro años en la cárcel y una multa desde 6 mil 377 pesos hasta 31 mil 885″.

De acuerdo con las autoridades, la ley castiga el maltrato injustificado en contra de cualquier especie animal que no constituya una plaga. Si la crueldad contra un animal pone su vida en peligro, la sanción podría aumentar en 50 por ciento.