¿Necesitamos una aplicación de seguridad ciudadana?

Por Ana Quintero.

En medio de un debate complicado por la seguridad ciudadana, los Derechos Humanos, la impartición de justicia en México y la militarización de nuestro país, el pasado 21 de septiembre, autoridades de Seguridad Pública, Secretaría de las Mujeres, Sistema Estatal de Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado de Sinaloa, firmaron un convenio para promover el uso de la aplicación móvil SOS Ciudadano.

Se trata de una aplicación que ofrecen como herramienta de alerta inmediata, es decir, como una llamada al 911, que además permitirá tomar evidencia de actividad delictiva, lo que puede ayudar en la impartición de justicia.

Existe un riesgo de seguridad muy grave para las y los usuarios, pues la aplicación pide acceso a datos personales, como la ubicación en tiempo real; esto en manos equivocadas puede acabar en historia de terror.

Por otro lado, los smartphones ya nos permiten tomar foto, audio y video que se pueda presentar como pruebas ante un juez, sin que debamos descargar aplicaciones nuevas.

De hecho, la única utilidad que veo en este momento para SOS Ciudadano es que podría recolectar datos respecto a las veces que se atendió un llamado, la tardanza de los elementos, etc. En pocas palabras, para medir y rendir cuentas de una forma que, hasta ahora, no pudimos imaginar. Aunque ojo: para que la aplicación pueda recolectar datos debe estar programada con esa intención, lo cual no fue anunciado por las autoridades que promueven su uso.

Al momento de escribir esto intenté abrir SOS Ciudadano para hacer un review de la experiencia de usuario, pero la aplicación se cerró. Intuy que se trata de un desarrollo en mejora y que pronto estará funcionando en mejores condiciones. Mientras la aplicación responde, nos vemos el próximo viernes.